Rouen, la ciudad de los cien campanarios

Vista nocturna de Rouen, con el Sena y la Catedral

Vista nocturna de Rouen, con el Sena y la Catedral

Así la bautizó Víctor Hugo y ese es el sobrenombre más popular de la capital de la Alta Normandía. Pero aun recibiría otro sobrenombre, en esta ocasión de Stendhal, “La Atenas del Gótico”.
Atravesada por el Sena y tres de sus pequeños afluentes, el Aubette, el Robec y el Cailly, Rouen es uno de los destinos turísticos poco conocidos por los extranjeros, pero, con un enorme patrimonio cultural que ha conservado a pesar de los destrozos causados por los bombardeos durante la segunda guerra mundial.

Las casas entramadas del centro de la ciudad

Las casas entramadas del centro de la ciudad

Su centro histórico es uno de los más preciosos y ricos en patrimonio que podemos encontrar en el norte de Francia.
Organizado como zona peatonal, descubriremos hermosos monumentos góticos y del renacimiento, antiguas casas con entramado de madera o magníficos palacetes clásicos.
En sus numerosos museos nos encontraremos con personajes históricos como Ricardo Corazón de León, Juana de Arco, Pedro Corneja, Gustave Flaubert o Claude Monet.
Podremos descubrir la vocación fluvial de esta ciudad paseando por los muelles del Sena o su importancia textil en un pasado no muy lejano admirando los molinos en un paseo a lo largo del Robec.
Podremos subir a la colina de Sainte-Catherine para admirar una ciudad acurrucada a sus pies, atravesada por el serpenteante Sena.
O disfrutaremos de sus numerosas actividades y eventos, alojados en cómodos y acogedores hoteles, deleitándonos con la exquisita gastronomía local y paseando entre su numeroso y moderno comercio o sus insólitas tiendas.

Fachada de la Catedral de Notre Dame de Rouen

Fachada de la Catedral de Notre Dame de Rouen

Entre sus monumentos góticos disfrutaremos de la belleza de su Catedral de Notre Dame, inspiración de Claude Monet, y su “torre linterna” de 151 metros de altura, la más alta de Francia, la Abadía de Saint-Ouen, con sus impresionantes 130 metros de altura, y la Iglesia de Saint-Maclou, cerca de la cual se encuentra el también gótico Atrio de Saint-Maclou, que durante la Gran Peste fue utilizado como osario y actualmente aloja la Escuela de Bellas Artes.

El actual Palacio de Justicia, antiguo Parlamento de Normandía, se alberga en el mayor edificio gótico no religioso del país. Bajo éste edificio se ha encontrado el monumento judío más antiguo de Europa.

Entre los edificios del renacimiento nos encontraremos con “Le Gros Horloge” (El Gran Reloj), un reloj astronómico del siglo XIV, situado en una construcción sobre la rue du Gros Horloge y con un campanario, o el Hotel de Bourgtheroulde, un magnífico hotel privado que presenta conjuntamente influencias del gótico flamígero y del renacimiento. Fue construido en la primera midad del siglo XVI por Guillaume Le Roux, consejero del Échiquier y señor de Bourgtheroulde.

La moderna Iglesia de Santa Juana de Arco

La moderna Iglesia de Santa Juana de Arco

Fue en su “place du Vieux Marché” (plaza del viejo mercado) donde, el 30 de mayo de 1431, sería ejecutada en la hoguera Juana de Arco, en plena guerra de los cien años. Una gran cruz se levanta en el lugar donde se ubicó la hoguera. En medio de la plaza, junto a la actual iglesia de Santa Juana de Arco, pueden apreciarse vestigios de la antigua iglesia de Saint-Vicent. La moderna iglesia de Santa Juana de Arco fue edificada por Louis Arretche en 1979 y tiene una doble vocación: es a la vez una iglesia para honrar a Santa Juana de Arco y un memorial civil para conmemorar a la heroína.
También podremos visitar El Donjon o Torre de Juana de Arco, que formaba parte del castillo construido por Philippe Auguste en 1204. Fue en este castillo donde estuvo encerrada Juana de Arco y donde se desarrolló todo su procesamiento.

Otro de los edificios impresionantes es “Le Bureau des Finances” (La Oficina de las Finanzas), construida entre 1509 y 1540 a petición del cardenal Georges d’Amboise, y es el monumento renacentista más antiguo de la ciudad. Desde 1959 alberga la sede de la oficina de turismo de la ciudad.

De los numerosos museos que podemos encontrar por toda la ciudad de Rouen, destaca “Le Secq des Tournelles”, instalado en una antigua iglesia y que alberga una impresionante colección de trabajos en hierro forjado única en el mundo.
Otro museo importante es el Museo de Bellas Artes que, además de pinturas, dibujos y esculturas, reúne una interesante colección de muebles y otros objetos de arte.

Detalle de la fachada del Hotel de Bourgtheroulde

Detalle de la fachada del Hotel de Bourgtheroulde

También encontraremos un interesante Museo de las Antigüedades, con colecciones de piezas galo-romanas y merovingias, además de otras colecciones egipcias y griegas.
Y aún otro museo destacable es el Museo Nacional de la Educación, donde se refleja la historia de la educación infantil desde el siglo XVI.
En el número 51 de la “Rue Lecat” nació Gustave Flaubert y su habitación natal se ha transformado en un museo de la medicina y el jardín de la casa en un Jardín de Plantas Medicinales.

Desde la Edad Media, el puerto fluvial de Rouen, se ha convertido en un punto estratégico por su situación entre París y el mar. Por su singular posición permite la llegada de barcos de gran calado, mientras que desde Rouen hasta París los barcos deben seer del tipo fluvial. Esto ha convertido la ciudad en un importante centro de actividad portuaria, a pesar de encontrarse a 80 kilómetros del estuario del Sena.
Los mayores veleros del mundo se reúnen en Rouen cada 4 o 5 años. Este evento fue bautizado en 1989 como “Voiles de la liberté” (Velas de la Libertad), “Armada de la liberté” (Armada de la Libertad) en 1994 y “Armada du siècle” (Armada del Siglo) en 1999. La última edición, Armada Rouen 2003, celebrada en julio de ese año, acogió a 50 navíos, 6000 marinos de veinte nacionalidades distintas, diez millones de visitantes y decenas de otros actos culturales y celebraciones paralelas.
Todos los puentes construidos actualmente sobre el Sena entre Rouen y el mar permiten el paso de barcos de gran tonelaje y, aunque los primeros se remontan al siglo IX, tuvieron que ser reconstruidos en diversas ocasiones, especialmente tras los bombardeos y demoliciones de la segunda guerra mundial.

La ciudad cuenta además con ocho teatros, cinco multicines con un total de 35 salas, un centro de exposiciones, siete bibliotecas y un jardín botánico.

El Jardín Botánico de Rouen

El Jardín Botánico de Rouen

3 - 09 - 2009

Comentarios

Reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam u otras conductas que esten fuera de lugar